QUIENES SOMOS

Mujeres y hombres con inquietud social, nos agrupamos a finales de 2002 para decir basta ya al sectarismo, al miedo y a la desesperanza política en la Colonia de Fuente Palmera. Mujeres y hombres, que con distintas ideologías y situaciones sociales, se unen para forjar un proyecto común: EL CAMBIO.

Así nació la Agrupación Independiente de Electores Olivo AIE-ADC, que en las elecciones municipales del 25-Mayo-2003, obtuvo la mayoría de los votos, y consiguiendo la Alcaldía tanto en el Ayuntamiento de Fuente Palmera, como en el Ayuntamiento de Fuentecarreteros (Entidad Local Autónoma -ELA-).

Nuestro proyecto político, está basado en cinco pilares:

  • ESTILO
  • CAMBIO
  • CONTENIDO (PROYECTO)
  • FUTURO
  • NUESTRO PARTIDO

ESTILO

El estilo es el estilo de un gobierno limpio, de la transparencia y honradez, de la moderación y del diálogo. El estilo de un gobierno que respeta las reglas de juego, que se ajusta a lo que significa el imperio de la Ley del Estado de Derecho.

Es el estilo de la apertura, de la mano tendida permanentemente para todas y todos. Tenemos las manos limpias, no tenemos hipotecas, y alentamos el diálogo entre los colonos.

Somos un Gobierno que respeta a los ciudadanos, que escucha las voces y las críticas por fuertes que éstas sean.

Nuestro estilo político es lo contrario a los anteriores. Nosotros no confundimos lo público con lo privado. Defendemos la equidad frente a la arbitrariedad. Asumimos nuestras responsabilidades y reconocemos nuestros errores.

Tenemos la capacidad de entendimiento, miramos más a los intereses de los ciudadanos concretos que al momento concreto de la situación política de los distintos partidos.

CAMBIO

Los impulsos los dan los pueblos, cuando les dejan. Se ha demostrado que cuando la libertad ha tenido el espacio suficiente en La Colonia, la gente sabe marcar el rumbo, la gente sabe ir hacia delante, la ciudadanía ha podido hacer una transformación impresionante en nuestros pueblos, en veintiocho años. Es el mérito de todos y cada uno de los ciudadanos de esta Colonia, o de la inmensa mayoría. Esa decisión ha sido la expresión de un deseo colectivo imparable: la voluntad de cambio.

Esta voluntad manifestada por los colonos engloba una fuerte dosis de esperanza: la de lograr una Colonia mejor, la Colonia que merecemos.

El Olivo ha venido a cambiar las cosas. Y el cambio se ha notado desde el primer momento: en las actitudes y aptitudes, en los estilos, en la honradez, en la fortaleza, en la libertad y equidad, en el desarrollo, en la Administración. Hemos cambiado cosas y queremos cambiar más cosas. Y queda mucho por hacer, lógicamente.

CONTENIDO (PROYECTO)

Nuestro contenido está condicionado a una etapa que no puede ignorar la realidad de la que partimos.

Sin memoria es imposible el futuro. No olvidamos el pasado, porque el pasado no se ha olvidado de nosotros. Ni la TGSS, ni Hacienda, ni el INEM, ni la Junta de Andalucía, ni la Diputación, ni la Mancomunidad, ni los Bancos, ni los Proveedores, ni los Acreedores, ni la Justicia, se han olvidado de la Colonia de Fuente Palmera, de la herencia socialista de endeudamiento que nos estrangula y nos ha llevado a la quiebra económica.

El Olivo centra la actividad del Gobierno en torno a los cinco ejes que se definieron durante la campaña electoral:

La regeneración democrática y renovación de la vida pública como el objetivo prioritario y la seña de identidad de esta legislatura.

El saneamiento de las arcas municipales, como objeto imprescindible de crecimiento

El bienestar de todas y todos los colonos

El desarrollo económico de nuestros pueblos

Protagonismo del ciudadano y de su identidad humana y cultural

Estos ejes de la acción del Gobierno son los que definen y caracterizan nuestro proyecto independiente, es decir, las políticas sociales; a las políticas destinadas a promover las condiciones de igualdad en el acceso a los bienes y servicios públicos, las políticas que garantizan la cohesión de nuestra sociedad y la hacen, así, más fuerte, más estable, más capaz y más humana.

Estamos razonablemente satisfechos. Creemos que hemos cumplido bastantes de los compromisos que formulamos en la campaña:

Hemos recuperado la normalidad frente a la arbitrariedad

Hemos recuperado la sensatez en la administración del dinero público

Hemos logrado la transparencia en el gasto del dinero público

Hemos recuperado el diálogo con la sociedad y todos sus estamentos

Estamos proyectando a medio y largo plazo estructuras que dejen abierto el camino del crecimiento económico

Hemos potenciado los valores humanos y culturales de los habitantes de la Colonia

Deseamos y trabajamos por una Colonia fuerte y eficaz, y para eso hace falta un Gobierno honrado, un Gobierno austero y un Gobierno competente, como es el del Olivo.

FUTURO

Somos muy conscientes de la responsabilidad que asumimos y, desde luego, absolutamente convencidos de las posibilidades de nuestra Colonia. Nosotros tenemos problemas, pero tenemos una visión muy optimista del futuro colono. Lo decimos con toda la tranquilidad del mundo. Estamos pasando dificultades, tenemos que hacer unas políticas rigurosas, pero, desde luego, no tenemos ninguna duda de que la Colonia de Fuente Palmera va a salir adelante. Las grandes bases de la Colonia están bien trazadas, nunca hemos tenido unos jóvenes tan preparados como los que tenemos ahora. Nunca hemos tenido unos universitarios tan brillantes, nunca hemos tenido tan buenos profesionales, nunca hemos tenido unas empresas con esa capacidad de competir. Lo que está fallando en la Colonia, en este momento, en gran medida, es una sensación de desasosiego, de desconfianza, pero las posibilidades de la Colonia son enormes y creemos en ellas. Y, desde luego, estamos convencidos de que la inmensa mayoría de los colonos va a apostar por ese futuro optimista.

Para la democracia colona es muy bueno que el Olivo, en este momento, sea una garantía de estabilidad democrática; es muy bueno que nos definamos como un partido independiente y, sobre todo, es muy bueno que lo seamos. Es muy bueno que hayamos hecho el proceso de relevo generacional, es muy bueno que hayamos modernizado nuestras propuestas y es muy bueno que sean creíbles. Nuestra idea, nuestra convicción, es que la alternancia política en la Colonia es una necesidad estructural.

Hoy, en el año 2006, lo normal, lo deseable, lo que conviene a la Colonia es la consolidación del Olivo en el Ayuntamiento. Y, además, creemos que eso debe hacerse, en razón de lo ocurrido en los últimos años, con el arropamiento de una mayoría política social que permita afrontar los verdaderos problemas que tiene nuestra Colonia. Y eso hay que hacerlo con normalidad, con naturalidad, y ésa es la mejor garantía que hoy presenta el Olivo para la sociedad colona. Eso es lo más importante y eso es lo que vamos hacer con la mayor tranquilidad.

Hoy es necesario dar nuevos pasos y ofrecer nuevas oportunidades, sobre todo a los jóvenes, que son los que tienen más comprometido su destino inmediato. Ha cambiado mucho la sociedad colona y poco la política. Porque hay que reconocer que, en los veintiocho años que hemos vivido de Democracia, la sociedad se ha mostrado, en muchas ocasiones, más viva y dinámica que la política.

Esa falta de adecuación se encuentra, sin duda, en la base del distanciamiento de algunos y de la falta de incorporación de los más jóvenes. Tienen la sensación de que la política no satisface sus necesidades y expectativas. Y también que la política no habla su lenguaje ni responde a sus valores. Hay que recuperar su presencia, su participación. Hay que evitar su desencanto.

Se abre ahora un tiempo nuevo en la vida política de la Colonia. En él, queremos asegurar el protagonismo ciudadano al que todos tenemos derecho en una sociedad tolerante, culta y desarrollada como debe ser la nuestra.

Estamos hablando de futuro, pero, sin memoria es imposible el futuro. No olvidamos el pasado, porque el pasado no se ha olvidado de nosotros.

NUESTRO PARTIDO

Cuando decidimos crear el Olivo, sabíamos que nos iba a costar mucho. Si intentamos la tarea, había que organizarse, teníamos que organizarnos porque era una tarea difícil en la que hay que poner mucha pasión. Manteníamos una actitud favorable a que la formación política se moviera, a que hubiera esa generación que tuviera una posibilidad, aunque no ganara, pero que hablara, que removiera las aguas.

La función elemental de los Partidos Políticos es canalizar y transmitir la voluntad popular hacia donde se toman las decisiones que les afectan.

El descontento que generan algunos candidatos de los grandes partidos estatales, provoca que surjan candidaturas independientes, de mayor calado social y cercanía al ciudadano. Y así nació el Olivo en 2003.

Ahora damos un paso más, dando cumplimiento al acuerdo del I Congreso, para constituirnos en Partido Político, obedeciendo a las siguientes razones:

Regeneración de la vida política local

Acabar con el monopartidismo local

No sometidos a los poderes fácticos

Democracia construida de abajo a arriba

Instrumento común a Grupos Independientes

Olivo independientes es un partido político, fundado a finales de 2005, como reafirmación y consolidación del proyecto de Cambio político.

Hoy, hay tres cosas que son difíciles de discutir. Una es el grado de unión de nuestro partido, que es fuerza política que está verdaderamente unida; otra es que el partido se ha convertido en un gran partido vertebrador de la colonia; y otra es que hay un proyecto para la Colonia. Nosotros tenemos esas tres cosas y las proclamamos con legítimo orgullo.

Nuestro II Congreso, fue el Congreso del optimismo, y de un partido unido, un partido fuerte, que se siente muy seguro de si mismo y que ha hecho dos cosas básicamente: presentar a los colonos los elementos básicos de su actuación de gobierno y en segundo lugar, presentar los elementos básicos de lo que va a ser su programa de gobierno. Creemos que nos hemos ocupado de los problemas de la Colonia, sencillamente, porque los nuestros los tenemos arreglados. ¿Los tendrán resueltos otros?.